Por qué es importante para mí

¿Qué vas a estudiar? ¿En qué quieres trabajar? ¿Qué camino elegirás para llegar a esa meta? Estas son algunas de las preguntas que los jóvenes seguramente escucháis cuando hacéis planes para el futuro.

La globalización y la automatización están acelerando la transformación del mercado de trabajo.

Si ya resultaba difícil actualizar los programas educativos y de orientación profesional al ritmo que imprimen esos cambios, la crisis de la COVID-19 ha venido a complicar aún más cualquier intento de planificar el futuro.

Quizás tienes 15 años y dices que quieres ser médico, profesor, policía, mecánico o alguna de las demás profesiones tradicionales, pero ¿eres consciente de las muchas opciones que tienes a tu disposición?

Es verdad que la educación es algo más que una mera preparación para la vida profesional, pero ¿sabes cuáles son las competencias que te servirán para encontrar y conservar un empleo, ahora y en el futuro?

¿Cómo puedes desarrollar competencias para trabajos que todavía no existen?

Por qué es importante adquirir las competencias adecuadas

Ciertas competencias parecen tener mayor demanda, mientras que la necesidad de otras se ha reducido Ciertos trabajos y tareas corren mayo riesgo que otros de ser automatizados Las tareas con habilidades analìticas y sociales se multiplican mientras que las tareas manuales se reducen

Para efectuar la transición de la escuela al mundo del trabajo, es importante que los jóvenes adquieran experiencia práctica, ya sea a través de un trabajo a tiempo parcial, una beca, un voluntariado, unas prácticas o un programa de formación profesional (que combine la formación con el trabajo).

Learning in Progress video con Anthony Mann

Una buena educación general te permite adaptarte a cualquier sorpresa que pueda ocurrir a lo largo de tu vida profesional.

Thierry, profesor jubilado, Lyon, France

Sin embargo, los datos de la OCDE muestran que, al día de hoy, es probable que en muchos países más de la mitad de los jóvenes de 15 años no hayan hablado nunca con un orientador profesional en la escuela, no hayan visitado una feria de empleo ni hayan hecho prácticas. Y casi el 75% de los jóvenes dicen que les gustaría o les habría gustado recibir más apoyo de su escuela para encontrar trabajo. Los estudiantes que provienen de entornos desfavorecidos tienen también menos posibilidades de participar en la mayoría de las actividades de desarrollo laboral que los estudiantes privilegiados.

Cómo se informan los estudiantes sobre empleos y carreras

Por qué es importante para mi generación

No todos los jóvenes tienen acceso en las mismas condiciones a las oportunidades, recursos y redes disponibles.

En numerosos países, los alumnos de hogares desfavorecidos participan con menor frecuencia en las actividades escolares de desarrollo profesional y aspiran a realizar trabajos que están más amenazados de automatización; todo ello aumenta la probabilidad de que terminen quedándose sin empleo.

Como muchos de vosotros sabéis, la pandemia del coronavirus ha agravado estas y otras desigualdades.

El cierre de colegios y universidades ha afectado a más de 1.500 millones de estudiantes en todo el mundo, pero muchos de ellos, con el apoyo de sus profesores, han podido adaptarse al aprendizaje remoto en estas circunstancias extremas. No obstante, los centros y los alumnos más desfavorecidos tienen menos oportunidades de acceder a la formación en TI y a la tecnología necesarias para conseguir adaptarse a esta situación.

Para garantizar que todos tengan las mismas oportunidades, es importante que comprendamos la influencia que siguen teniendo las cuestiones de género en las aspiraciones, decisiones y oportunidades profesionales.

Las mujeres tiene menor posibilidad de estudiar ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas Chicas, chicos y empleos

Qué pueden hacer los países

La pandemia de la COVID-19 ha trastocado seriamente la educación de muchos jóvenes, pero representa también una oportunidad para reflexionar e innovar.

Schooling Disrupted webinar

Nos permite ofrecer más oportunidades a más personas, replanteándonos cómo enseñamos y cómo aprendemos.

Constituye una ocasión para que revisemos los caminos que conducen de la escuela al trabajo. Y nos ofrece la posibilidad de reflexionar sobre cómo podemos seguir aprendiendo durante nuestra vida laboral y después de ésta.

Necesitamos que los Gobiernos:

Amplíen los programas de orientación profesional y las oportunidades de explorar el mundo del trabajo, especialmente para los jóvenes que cuentan con menos apoyo familiar a la hora de elegir su camino.

Aprendan los unos de los otros y de las entidades privadas y organizaciones no gubernamentales, poniendo en común los obstáculos encontrados y logros realizados en su recorrido hacia el futuro del aprendizaje y el futuro del trabajo.

Escuchen las preocupaciones de los jóvenes acerca de la formación y el trabajo.

Margot video from Villeurbanne roadshow

Hasta aquí te hemos contado lo que sabemos en la OCDE.

¿Ahora te toca a ti?

¿Qué te ha servido
de ayuda (o no)
para concebir tu futuro?
¿Qué echas en falta?
¿Cómo ha cambiado
tus planes
la pandemia?

Queremos saber lo que piensas.

Share your views on social media

Por qué es importante para mí
Por qué es importante para mi generación
Qué pueden hacer los países